En muchas ocasiones, el envejecimiento hace mella en los adultos mayores afectándoles a su psicología y por lo tanto, lo manifiestan en muchos casos, con enfermedades como la depresión a ansiedad.

A su vez, los adultos mayores son un grupo de riesgo ante enfermedades como son: musculo-esqueléticas (artrosis, artritis, osteoporosis), neurológicas (Alzheimer, demencia senil), o enfermedades endocrinas como la diabetes.

Y es que, el envejecimiento se refleja en un conjunto de transformaciones biológicas, mentales, físicas y psicológicas que generan un descenso en la capacidad de aclimatación del entorno. Además, esto conlleva que la persona mayor que va siendo consciente de su envejecimiento se siente más débil y delicada, siendo esto únicamente un proceso de adaptación por el que todo el mundo llegado a esta determinada edad o etapa debemos de pasar.

 

Depresión y ansiedad: Significado 

La depresión es considerada como una enfermedad o trastorno mental caracterizado por una gran tristeza, decaimiento del ánimo, autoestima baja, ausencia de interés por todo y descenso de las funciones psíquicas. A su vez, se trata de un algo más serio que una alteración psicológica pasajera, que necesita de un especialista ya que no remite por si sola.

Por otro lado, la ansiedad es un miedo injustificado y exacerbado, que conlleva que nuestro sistema de alerta se dispare. Para tratarla hay que acudir a un profesional de la salud en cualquiera de los casos.

Claves para saber si una persona mayor tiene depresión 

En el caso que la persona mayor no consigue su adaptación en el proceso de envejecimiento, o se ven obligados a adaptarse, pueden comenzar a experimentar síntomas de alteraciones psicológicas, del tipo: futuro incierto, temor por enfermar, llegar a ser completamente dependientes o realizarse constantemente preguntas que les alteran como por ejemplo: Si me pasa esto ¿Qué sería de mí? ¿Voy  a ser una carga completa para hijos o familiares? Produciéndoles todo esto desesperanza, abatimiento o angustia, al no ser capaces de llevar la vida que le gustaría llevar o que han llevado anteriormente.

Este tipo de preguntas o comportamientos reflejados en la persona mayor, es lo que nos puede advertir, en muchos de los casos, de la aparición de un cuadro de depresión o ansiedad, lo cual da a lugar a síntomas que debe diagnosticar un especialista al producirse una alteración psicológica, son los siguientes:

Síntomas de depresión 

– Dejar de lado actividades que antes le entusiasmaban.

– Sensación de insatisfacción respecto a la vida que está llevando.

– Mayor debilidad.

– Intranquilidad ante sus problemas de salud.

– Incapacidad de concentración y toma de decisiones

Alteración de sus hábitos alimenticios

– Modificación en su rutina de sueño y en sus momentos de descanso.

Normalmente, las personas mayores que pasan por algunos de estos síntomas no exteriorizan ninguno de estos sentimientos, sino que hay que estar atentos ante señales de este tipo, ya que nos pueden poner en alerta de que nuestro familiar esté sufriendo un cuadro depresivo o de ansiedad.

¿Cómo superar la depresión?

El tratamiento a llevar a cabo, se debe dejar en manos siempre de un profesional médico, quien será el encargado de diagnosticar un tratamiento ya sea farmacológico, psicoterapéutico, etc. En ningún caso, tratarse uno mismo a través de automedicación, siempre acudir al médico para el prefecto tratamiento y poder superarla.

Desde mSoluciona Torrelavega, como especialistas en el cuidado de mayores, contamos con los mejores especialistas para hacerse cargo de tu familiar con la atención más personalizada y adaptada a todas tus necesidades.