Asistencia hospitalCuando ingresan en un hospital a una de esas personas que nos importan, esto suele convertirse, como es lógico, en una fuente de constante preocupación.  Además, no será lo único que nos afecte. Nuestra capacidad de enfrentar la situación y de estar ahí cuando esa persona tan importante para nosotros nos necesita, se ve limitada por los horarios laborales y por un sinfín de quehaceres diarios. Sobre todo si, además del cúmulo de tareas cotidianas de nuestra vida profesional y nuestro entorno laboral, tenemos hijos u otros deberes familiares que nos sobrecarguen aún más. Así, la importancia del acompañamiento en hospitales se ve perfilada con más nitidez aún.

Sucede pues, que necesitaremos de alguien que llene esos huecos que nosotros, en nuestra vida ajetreada tan común hoy, no podemos llenar. Es habitual que la persona hospitalizada (y tanto más si es persona mayor o en situación de dependencia) precise de las atenciones y compañía de profesionales con una formación y cualificación adecuadas para estos menesteres. Esa importancia del acompañamiento en hospitales proviene de la necesidad de que personas con la formación y trayectoria necesarias puedan desembarazarnos de las preocupaciones lógicas de tener a una persona querida en el hospital, y además puedan ayudar a cuidarla.

Los profesionales cualificados del acompañamiento en hospitales pueden estar ahí cuando la persona internada en un recinto clínico así lo necesite, incluso en las horas más difíciles. De este modo, podrán realizar un seguimiento de la salud de esa persona, ayudarla en lo que necesite, auxiliar también al personal hospitalario si ello es preciso… Y también, y sobre todo, hacer compañía a esa persona hospitalizada, para así ayudarla a sobrellevar tan difícil trago y a evitar el aislamiento, cuyas consecuencias en la salud psíquica y somática pueden llegar a ser muy negativas.

Los cuidadores de enfermos en hospitales

Existen empresas varias que ofertan estos servicios, previa selección de un personal cualificado que reúna todos los requisitos necesarios. Estas empresas pueden proveer de tales servicios a la persona o familia que los necesite, pero además facilitan todo lo relativo a los trámites de la Seguridad Social, sustituciones transitorias o permanentes de los cuidadores, etc.

Las ventajas y beneficios que nos pueda reportar la contratación de cuidadores de enfermos en hospitales son claras y despejan toda duda:

  • Son personas experimentadas, con una formación y cualificación profesional, que les permite hacer frente a situaciones de especial delicadeza.
  • Poseen, además de la formación necesaria, los conocimientos prácticos precisos para poner en marcha su profesión diariamente.
  • Poseen destrezas sociales y de comunicación, que les permiten dar la salida y la solución adecuadas a las más variadas situaciones de tensión con la persona clínicamente internada.

Cuidar enfermos en hospitales: precios

El salario mínimo por horas para los empleados externos, cuidadores, etc, queda establecido en 2019 en 7,04 euros la hora, pero los precios varían según la empresa ofrecida, y no solamente por el número de horas. Es posible contratar a uno de estos profesionales por varios meses, semanas o días, o solamente por unas cuantas horas. Además, se garantiza la inmediatez de su incorporación, por si la familia necesita con urgencia de los cuidadores de enfermos en hospitales.

Cuidar a los enfermos en el hospital de noche comporta unos precios algo más elevados, pero la diferencia no es mucha, y ello suele resultar imprescindible para garantizar nuestra tranquilidad respecto a la persona internada.

El servicio de acompañamiento en hospitales implica, no sólo el acompañamiento a la persona internada y el apoyo a los cuidados hospitalarios y al personal del hospital, sino también supervisar que la persona tome su medicación, y la elaboración de informes diarios sobre el estado de salud de esa persona y sus progresos.

Del acompañamiento en hospitales, los precios son el menor problema, pues suelen ser relativamente asequibles. A lo que realmente debemos estar atentos es a la salud de nuestros seres queridos, y el servicio de acompañamiento en hospitales puede ser esa ayuda que pueda librarnos de las preocupaciones.