Insomnio en ancianos¿Qué es el insomnio? Se trata de una alteración del sueño que suele ser muy frecuente sobretodo en personas mayores. Entre sus manifestaciones se encuentran: impedimento en el momento de inicio del sueño y para mantenerlo, despertar prematuro, sueño de calidad baja y nada reparador, aunque se esté en un lugar favorable y en una correcta oportunidad para dormir.

Fases del sueño en el adulto mayor

En el transcurso de la noche, experimentamos distintos ciclos de sueños, cada uno de ellos de 90 minutos. Cada uno de esos ciclos, se clasifican en dos grupos: Sueño NO REM (constituido por cuatro frases) y sueño REM.

Cada una de las fases del sueño NO REM se caracterizan por:

– Fase I, una transición entre estar despierto y estar dormido.

– Fase II, 10 minutos después de la Fase I. La persona está completamente dormida, pro si se despierta probablemente no tenga conciencia de que lo estaba.

– Fase III y IV las de sueño profundo, 15 minutos después de la fase I y II; es cuando el cuerpo se recupera.

Después de cada una de estas fases, comienza la fase REM, la cual también se denomina por Movimientos Oculares Rápidos y se caracteriza por:

– Comienza 45 minutos después del comienzo del sueño, al cambiar la actividad cerebral y tienen lugar los ensueños, es decir, como si de una estructura narrativa se tratase ya que los acontecimientos suceden como si fueran una historia, es decir, esta fase es en la que comenzamos a soñar. 

– Casi todo el sueño profundo que tenemos, se da en el primer tercio de la noche, siendo en su gran parte sueño REM.

¿Por qué existe un trastorno del sueño en ancianos?

Llegados a una determinada edad, las conductas de sueño cambian, produciéndose dificultad a la hora de conciliarlo, se despiertan con más frecuencia y duermen menos y todo tiene que ver con  la edad.

Por este motivo, el insomnio puede llegar a afectarles a las personas mayores de distintas formas, de manera transitoria (2-3 días), aguda (1 semana – 1 mes) o crónica (más de 1 mes), que afecta de una forma u otro va a depender de lo que lo cause. Sin embargo, en la mayoría de casos para combatirlo se trata de llevar a cabo unas pautas en la vida diaria para una correcta higiene del sueño o para estimularlo.

Todo dependerá de cuál sea la causa, pero en muchos casos bastará seguir una serie de pautas relacionadas con la vida diaria y la higiene del sueño para evitar el insomnio o, dicho de otra forma, para estimular el sueño.

A continuación, exponemos una serie de consejos para reducir el insomnio.

Consejos para el insomnio en personas mayores

– Regularidad en las horas de sueño: Siempre dormir y levantarse a la misma hora concreta y nada de siestas en el trascurso del día.

Prescindir de luz o lugares ruidosos que perjudiquen el sueño.

– La cama únicamente para dormir, con el colchón más cómodo posible. Cualquier otra actividad como leer antes de dormir, mejor sentado.

– Usar un pijama cómodo.

Temperatura correcta en la habitación, dependerá de la estación, pero normalmente una temperatura suave de (20º).

Tratamiento para el insomnio en personas mayores

Como hemos mencionado anteriormente uno de los tratamientos esenciales es una correcta higiene del sueño, o llevar a cabo terapias conductuales para reeducar en los hábitos de sueño.

En casos más graves, como por ejemplo, el insomnio crónico (originado por enfermedades crónicas, trastorno del comportamiento, enfermedad mental o enfermedad que el síntoma principal afecte al sueño) y tendría que ser un especialistas quien mande un tratamiento acorde a la enfermedad, cohibiendo el dolor o recetándole fármacos concretos para el insomnio.

Como podemos comprobar el descanso resulta fundamental para llevar una calidad de vida adecuada y en las personas mayores con más enfermedades o achaques propios de la edad es más necesario aun, en mSoluciona Torrelavega velamos por el cuidado de las personas mayores a domicilio, les facilitamos su calidad de vida brindándole una ayuda diaria.